Fragmentos de una Princesa

marisol_suelo

Fragmentos de una Princesa es una obra narrada de forma visual donde la palabra es suplantada por el lenguaje simbólico, corporal y sonoro. Las escenas son fragmentos de la vida de una mujer, en las que se retratan las secuelas de los mensajes de los cuentos de hadas, aquellas historias que nos han acompañado ingenuamente durante la infancia.

Desarrolla un lenguaje escénico singular basado en el impacto visual y en la que confluyen diferentes disciplinas artísticas.

Está compuesta por 4 fragmentos:

  • Frag 1: Introducción
  • Frag 2: La Espera
  • Frag 3: La Decisión
  • Frag 4: La Huida

Fragmentos de una Princesa busca contrastar ese mundo de “color de rosas” mediante una propuesta oscura y delirante que se acerca más a una realidad viva y sufrida.

Sinopsis:

La obra relata la historia de una mujer que se encuentra en una permanente búsqueda. Ella espera que se cumplan las predicciones de los cuentos de hadas: la aparición de su príncipe azul. Anhela ser salvada y rescatada de su realidad, que se desenvuelve entre el deseo y la frustración. Al descubrir, que la fantasía que fue construida durante su infancia, no acaba materializándose, el delirio y la soledad se apoderan de su historia.

Un lenguaje propio:

Este proyecto nace a partir de una mirada crítica y reflexiva en torno a las mujeres y la influencia que han tenido de los cuentos tradicionales que nos fueron narrados durante la infancia. Es por ello, que realizamos un estudio cualitativo de carácter exploratorio con mujeres entre 25 y 50 años para conocer su percepción y sus experiencias sobre el impacto que han tenido los cuentos en su forma de entender la felicidad. Pudimos observar que los mensajes que han perdurado en el inconsciente colectivo son la creencia de que la felicidad se relaciona con el eterno amor romántico.

A partir del análisis realizado vemos que hemos crecido con personajes que nos han dicho qué se espera de nosotras, reforzando la idea que el papel de la mujer es pasivo, siempre a la espera de un príncipe azul que las salve y rescate de su realidad. Nos han dicho, que la felicidad comienza sólo cuando se conoce a la media naranja. Sin embargo, no se nos advirtió que estas narraciones, también podían sembrar frustraciones y grandes vacíos existenciales. Afectar en nuestra visión del mundo y en nuestra propia construcción como seres humanos.

Como compañia queremos visibilizar, mediante una propuesta sórdida y cuestionadora, que estas creencias no son más que construcciones sociales basados en aprehensiones que no nos permiten vivir con libertad.

Queremos transmitir sensaciones al espectador, activar su memoria emotiva a través del impacto visual, donde el movimiento, la emoción , el sonido y la poesía (visual) sean los protagonistas.

Cada persona podrá sacar sus propias conclusiones.