Princesas

princesas


“Princesas” es una pieza de teatro de mediano formato (45 m i n). Desarrolla un lenguaje escénico singular basado en el impacto visual y en la que confluyen diferentes disciplinas artísticas.

Está compuesta por 4 actos:

  • act 1: introducción
  • act 2: la espera
  • act 3 : la decisión
  • act 4: la huida
Es una obra narrada de forma visual donde la palabra es suplantada por el lenguaje simbólico, corporal y sonoro. Las escenas son fragmentos de la vida de una mujer, en la cual se utilizan elementos que son parte de los cuentos tradicionales: la transmisión de las reglas de conducta y morales de la sociedad. “Princesas“ busca contrastar ese mundo de “color de rosas” mediante una propuesta oscura y delirante que se acerca más a una realidad viva y sufrida.

Sinopsis:

La obra relata la historia de una mujer que se encuentra en una permanente búsqueda. Ella espera que se cumplan las predicciones de los cuentos de hadas: la aparición de su príncipe azul. Anhela ser salvada y rescatada de su realidad, que se desenvuelve entre el deseo y la frustración. Al descubrir, que la fantasía que fue construida durante su infancia, no acaba materializándose, el delirio y la soledad se apoderan de su historia.

Un lenguaje propio:

Esta obra nace a partir de un proceso de reflexión sobre las historias de mujeres, sobre el aprendizaje y los condicionamientos de nuestra infancia, donde la crítica hacia los cuentos tradicionales son los protagonistas. Ya que éstos proporcionan educación en valores y narran las normas sociales y morales según cada cultura. De hecho, hemos crecido con personajes que nos han dicho qué es el bien y donde nos han enseñado que la felicidad comienza cuando se conoce a la supuesta media naranja. Pero no se nos advirtió que estas narraciones, también podían sembrar frustraciones y grandes vacíos existenciales.

Nuestra compañía plantea la necesidad de visibilizar, mediante una propuesta sórdida y cuestionadora, que estas creencias son aprehensiones que no permiten vivir con libertad. Queremos transmitir sensaciones al espectador, mediante escenas visuales, diseño sonoro y proyecciones. Cada uno sacará sus propias conclusiones. Los cuentos de la infancia quedan en nuestro imaginario social. Compartimos el sueño de encontrar esa media naranja. Hasta que de pronto crecemos y nos damos cuenta que todo aquello que esperábamos no siempre puede ser así. Como compañía nos planteamos la necesidad de visibilizar estas creencias que están tan arraigados que acabamos creyendo que son normales cuando su origen es cultural. Esta obra no es más que la crítica hacia esos mensajes que construyen a las mujeres desde la carencia, desde el complemento y no desde la idea de que somos naranjas enteras.